Muy probablemente tú al igual que yo quieras mejorar tu vida y ya te preguntaste, ¿cómo puedo hacerlo?, ¿por dónde comenzar? ¿Cuál es la poción mágica que transforma vidas y lleva a las personas a alcanzar esas vidas “perfectas”? Y por eso estás aquí leyendo esto, bueno hoy estoy acá para hablarte de lo que he aprendido en esta búsqueda y para decirte que no existen fórmulas mágicas. Basicamente esta mejora depende de ti.

Hay mucho contenido en las redes sociales, que nos puede guiar, pero que también nos puede confundir aún más. Acá te voy a hablar de lo que yo he hecho y lo que me ha funcionado. Y que tal vez a ti te pueda funcionar o al menos darte una guía para que sepas por dónde comenzar.

¿Cómo iniciaron los cambios y el deseo de tener una vida mejor?

Para comenzar quiero contarte un poco de mi pasado y es necesario hacerlo. Es necesario porque de ahí es donde vienen nuestros hábitos y creencias.  Tal vez una situación que vivimos, algo que alguien nos dijo, lo creímos y dañó nuestra confianza.  Para comenzar quiero contarte un poco de mi pasado y es necesario hacerlo. Es necesario porque de ahí es donde vienen nuestros hábitos y creencias.  Tal vez una situación que vivimos, algo que alguien nos dijo, lo creímos y dañó nuestra confianza.  En mi caso yo inicié una relación de pareja cuando era más joven.  Fue una relación donde hubo engaños lo que causo que mi estima propia se fuera al suelo.

La decisión que tomé que cambió mi vida fue comenzar a aprender inglés. Eso abrió mi mente y comencé a cuestionarme más al ver cosas a mi alrededor que antes no notaba o que para mí eran normales. Por ejemplo la traición, las palabras de denigración y más. 

Como todo inició

Hasta que un día 9 años después decidí terminar con esa relación que era el momento de empezar a amarme, respetarme y darme ese valor que con el tiempo se había perdido

Yo comencé a cuestionar el porqué de todo, hasta que un día empoderada decidí que esa relación estaba rota y que yo merecía tener una vida diferente, que yo debía amarme más a mí misma y darme mi lugar. 

Después de ahí me tocó empezar a ver qué iba a hacer con mi vida, porque resulta que había creado mi vida entera en torno a mi ex pareja, sin amigos, sin una carrera, pero con muchos deseos de superación.

La fase del rompimiento no fue fácil. Fueron días de depresión, ansiedad, mucho miedo a lo desconocido. Luego encontré trabajo y me fui de la casa de mis papás a vivir sola, desde ahí comenzó mi búsqueda continua por mejorar.

Pero ahora si vamos a la parte más importante e interesante, como es que mi vida ha ido mejorando, no es perfecta. Aun sigo buscando constantemente mejorar, pero si es mucho mejor que un tiempo atrás.

 ¿Cómo comienzas a tener el control de tu vida nuevamente?

La primera decisión que tomé fue la de no iniciar una relación hasta que yo estuviera preparada, porque mi tendencia es a ser dependiente emocionalmente.

Comencé a reforzar mi autoestima, haciendo ejercicio, comiendo saludablemente, escuchando podcast de motivación y de superación personal.

 Comencé a aprender cosas nuevas, leer libros, tratar de relacionarme con más personas, personas que me inspiraron y que están donde a mí me gustaría estar con valores y amor por la vida las cuales le  suman valor a mi vida. Resulta que de la experiencia de los demás se puede aprender mucho.

 Comencé a aprender acerca de los efectos negativos de las redes sociales y cómo estas me estaban haciendo distorsionar mi sentido de la realidad y me hacían compararme con los cuerpos y vidas perfectas que muchas personas nos hacen creer que tienen.

 Seguí investigando, escuchando podcast de superación personal, motivación y un día me encontré con un podcast de un neurocientista que estaba hablando de algo llamado dopamina y comencé a interesarme aún más y más…

Pero, ¿qué es la dopamina?

La dopamina es el neurotransmisor catecolaminérgico más importante del Sistema Nervioso Central (SNC) de los mamíferos y participa en la regulación de diversas funciones como la conducta motora, la emotividad y la afectividad así como en la comunicación neuroendocrina.

Ya tenemos una idea de qué es la dopamina, resulta que las redes sociales están diseñadas de tal manera que hacen que tu cerebro se vicie y quieras consumir cada vez más y más contenido. Porque cada segundo que estas ahí te sientes bien y cuando vuelves a la realidad te das cuenta de que los minutos. Muchas veces las horas ya han pasado y esto se debe a la recompensa inmediata que tú sientes con cada video que ves.

 El uso excesivo de las redes sociales y la búsqueda constante de recompensas pueden tener consecuencias negativas para nuestra salud mental. Estudios han mostrado que el uso excesivo de las redes sociales se ha asociado con niveles más altos de ansiedad, depresión y sentimientos de soledad. Además, la comparación constante con los demás y la preocupación por la imagen personal pueden generar una presión social y emocional adicional.

Pasos a seguir para mejorar tu vida

A continuación te presentamos algunos pasos que puedes seguir, para que puedas comenzar a desapegarse de las cosas que te dañan y comiences a ver verdaderos cambios positivos en tu vida: 

Descanso

También recuerda que el descanso es parte fundamental de este proceso de superación; sin el adecuado descanso no somos capaces de tomar buenas decisiones y aumentan las posibilidades de que nos sintamos deprimidos y tristes. 

 A continuación te vamos a dar algunos consejos que puedes aplicar para poder conseguir descansar durante la noche.

Recuerda

Las decisiones que tomemos día a día pueden tener grandes consecuencias en nuestra vida. Estas consecuencias van a depender de las decisiones que tomes. Por ejemplo, si decides disminuir el consumo de azúcares y grasas muy probablemente tu vida va a mejorar, al igual que si decides regular tu tiempo en las redes sociales.

Es importante comprender que cada acción va a tener una reacción en nuestras vidas. La suma de pequeños actos día a día con el pasar del tiempo se van a notar los resultados.Cambios que son apenas perceptibles pueden llevarte a grandes mejoras en tu vida. Según nos relata “James Clear” en el libro de Hábitos  atomicos, si logras mejoras diarias del 1% cada día durante un año, terminarás siendo 37 veces mejor al final del periodo.

Así que vamos a por esas mejoras y no tengamos miedo del proceso, muchas veces va a doler, pero te vas a dar cuenta que cuando empiezas a amarte a respetarte y darte tu lugar grandes cosas pueden acontecer. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *